jueves, 14 de enero de 2010

Jesucristo es Tu Salvador


En la Biblia aparece una plática entre Jesús y Pedro donde El Señor explica a Pedro que aquello que hoy no logra entender más adelante lo entenderá. Que verdad.

Cuando llegamos al evangelio muchas cosas nos sorprenden, asustan y hacen sentir inútiles e ignorantes y a la verdad esos somos pues nada sabemos del Señor.

Además, las cosas del Señor son tan grandes que a nuestra mente finita resultan inalcanzables e ilógicas por supuesto y sólo la fe que Jesucristo ya puso en nosotros nos hace creer que serán posibles.

Sin embargo al transcurrir el tiempo, cuando más traiciona el razonamiento y viendo y viviendo momentos grandes de milagros y prodigios, cosas nuevas, revelaciones frescas, nos confundimos, el entendimiento se entorpece, se embota y nos anula al extremo de no saber quiénes somos, entonces es cuando necesitamos hacer lo que Dios dice en Jeremías 6.16 porque urge a la vida, echar fuera la tribulación y la angustia que enferman a la fe y empezar de nuevo, si es necesario.

Pero, ¿cómo hacerlo? Volvamos al principio de nuestro caminar con Cristo. ¿Qué hacíamos entonces? ¿Cómo y cuáles fueron nuestras sendas antiguas? ¿Qué es lo que dice la biblia respecta a lo que nos sucede?

Basta ya de analizar y querer encontrarle salida a las situaciones de acuerdo a nuestros pensamientos, como decía David, recordemos los favores de Dios, de cómo nos sacó de aquellas situaciones que fueron tan difíciles como las actuales, dándonos siempre la victoria. Entonces nuestra fe se alimenta, vigoriza y volvemos a ser y a vernos nosotros mismos como los hijos del Poderoso de Israel.

La Palabra es la misma ayer, hoy y por siempre y Dios nos dice como le dijo a Pedro: Lo que hoy no entiendes más adelante lo entenderás. Lo importante es que Jesús está a tu lado y no dejará que tu pie tropiece. Aunque hoy estés aprisionado y confundido y no le encuentras salida a las situaciones, sólo esfuérzate para seguir caminando que sólo un poco más y verás que Dios ya tenía todo resuelto.

Si Jesucristo dice que estará con nosotros todos los días de nuestras vidas, ¡Así Es!
Si Jesucristo dice que no seremos avergonzados los que en El hemos confiado, ¡Así Es!
Si Jesucristo dice que somos cabeza y no cola ¡Así Es!
Si Jesucristo dice que tiene planes de bienestar y no de calamidad para nosotros ¡Así Es!
Porque él no es hombre para mentir, ni hijo de hombre para arrepentirse de lo que te ha prometido. Jesucristo es Tu Salvador.


1 comentario:

  1. bendiciones, estoy visitando su blog desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar